La minería de criptomonedas: ¿Quieres hacerte rico minando Bitcoins?

La minería de criptomonedas

Desde que se creó la primera criptomoneda llamada «Bitcoin» la minería ha sido y es, el soporte vital para el correcto funcionamiento de las criptomonedas. Seguramente habrás oído hablar alguna vez sobre el minado de Bitcoins y cómo hay gente que ha ganado bastante dinero con esto, los conocidos como ‘millonarios del Bitcoin’

La minería es el proceso de validación y certificación de la información albergada dentro de las transacciones. Cada conjunto de transacciones conforman un bloque, que estos van siendo creados por los mineros y ordenados de forma cronológica conformando una cadena de bloques (Blockchain).

Tipos de minado

Existen muchos tipos de minado para llevar a cabo este proceso, el más famoso de ellos se denomina Proof of Work (PoW) que a su vez es el más utilizado a día de hoy, el cual es usado en Bitcoin y la mayoría de criptomonedas.

El Proof of Work (Prueba de trabajo) consiste en la explotación del poder de cómputo del hardware para resolver problemas matemáticos muy complejos, para así poder legitimar que minero tiene derecho a agregar un nuevo bloque a la cadena.

Con cada nuevo bloque que se genera, el minero que haya resuelto el problema, recibira una recompensa en la criptomoneda minada. Este sistema de recompensas sirve para incentivar el uso de hardware en la minería de criptomonedas, que a su vez consigue la sostenibilidad y seguridad de una Blockchain.

La recompensa, la cantidad de criptomonedas que se reciben por cada bloque minado, está  programada de forma que el suministro sea predecible e inalterable…
Entonces, ¿voy a obtener siempre la misma cantidad de criptomonedas en el tiempo?

No…

La cantidad de criptomonedas que obtengas minando puede variar principalmente en función de la dificultad (aunque también de cómo haya sido programado el suministro de la recompensa en el tiempo). La dificultad es el aumento de la complejidad de los problemas matemáticos a resolver, los cuales están programados para variar acorde al poder de cómputo total de la criptomoneda. Cuando se le va sumando más poder de cómputo dedicado a la minería de la moneda, aumenta la dificultad (obtendrás menos cantidad) y, si sucede lo contrario, que la cantidad de poder de cómputo de la criptomoneda disminuye, la dificultad descenderá (obtendrás mas cantidad con el mismo poder de cómputo).

La mayoría de las criptomonedas son descentralizadas (aunque existen también algunas centralizadas como Ripple (XRP), ya lo hablamos cuando explicamos qué es el blockchain), es decir, que no son propiedad de nadie concreto. Para estas criptomonedas descentralizadas no se puede evitar la entrada o salida del hardware dedicado a la minería, por lo que la dificultad mantiene el equilibrio programado en la cantidad de bloques que se minan en el tiempo (cada moneda tiene un tiempo de creación de bloque distinto), independientemente del poder de cómputo total y, por tanto, también el reparto de las recompensas entre todos los mineros, a si como en el tiempo, sin la necesidad de confianza.

Debido al constante aumento de la dificultad, los pequeños mineros se agrupan en “pools” para cooperar, agrupando el poder de cómputo individual para formar uno colectivo, consiguiendo poder competir con los demás mineros (ya que sino tienes un mínimo de poder de cómputo individual no te será posible resolver un bloque) y obtener recompensas más rápido. Esto no implica que obtengas un mayor número de monedas, simplemente obtendrás lo mismo pero repartido en intervalos temporales más reducidos.

Diferentes equipos de minado para diferentes propósitos

Siguiendo el método PoW que hemos comentado antes, se puede minar con el siguiente tipo de hardware:

ASIC: Equipos fabricados y dedicados exclusivamente para la minería de criptomonedas según su algoritmo, esto quiere decir que cada ASIC está programado para un algoritmo en concreto y por lo tanto solo puedes minar la criptomoneda que emplee ese mismo algoritmo.

Esta opción es mucho más práctica que la minería con GPUs pero estás limitado al algoritmo para el que se ha desarrollado el ASIC que compres.

GPUs: La minería por tarjetas gráficas permite minar cualquier criptomoneda con cualquier algoritmo. El montaje y configuración es un proceso más tedioso que con las otras opciones, pero con la facultad de ser muy polivalente, por lo que puedes adaptar el software e ir cambiando de moneda a la que te sea más rentable en cada momento.

Y luego están los rigs de minado con GPUs como el que ves en la imagen superior, que es una especie de ‘mini-granja’ de minado basada en varias GPUs… y que suele ser lo que la gente se monta en casa/oficina/garaje/trastero (como cuando cultivaban marihuana, de hecho genera más o menos el mismo calor que aquellas lámparas :D).

Si estás pensando en montar uno de estos pero no sabes qué hardware elegir para montarlo, puedes utilizar como referencia la siguiente configuración:

¿Qué hardware compro?

Configuración Socket 1151

CPU: La CPU es básica para el funcionamiento del ordenador, pero no es necesaria una gran capacidad de cómputo o multi-tarea para llevar a cabo las funciones que realizará, por lo que podemos adquirir una sencillita:

https://www.pccomponentes.com/intel-celeron-g3930-29ghz-box

PLACA BASE: La placa base es uno de los componentes mas importantes a nivel de compatibilidad para así asegurar el correcto funcionamiento de múltiples tarjetas gráficas. Además, ten en cuenta que sobre la placa se montan el resto de componentes y todos dependen de ella, por lo que no escatimes en una buena placa que no te de problemas en el futuro:

https://www.pccomponentes.com/asrock-h110-pro-btc

FUENTE DE ALIMENTACIÓN: Depende de la energía que consuma el conjunto total de nuestro sistema deberemos hacer uso de mayor o menor potencia, por lo que es recomendable dividir la carga energética en varías fuentes de alimentación para resguardar la eficiencia de las mismas… y así asegurar un poquito la alta-disponibilidad del sistema, ya que si una de ellas se estropeara nuestra configuración podría seguir trabajando aunque con menos eficiencia:

https://www.pccomponentes.com/evga-supernova-g2-750w-80-plus-gold-modular

Cable dual para conectar dos fuentes de alimentación:

https://www.amazon.com/Second-Power-Supply-Mining-Cable/dp/B00JIV9BRK

RISER: Estos adaptadores permiten entregar 75W a una interfaz PCI x16 y así poder convertir una interfaz PCI convencional con velocidades x1 a velocidades x16:

https://www.amazon.es/Alto-grado-PCI-canalizaci%C3%B3n-transmisi%C3%B3n/dp/B073TQ1D69/ref=sr_1_7?ie=UTF8&qid=1519668176&sr=8-7&keywords=riser+pcie+16x

MEMORIA RAM: La capacidad de nuestra memoria RAM variará en función del número de tarjetas gráficas que deseemos conectar para el correcto funcionamiento y estabilidad del sistema operativo, una configuración inicial podría ser de 8GB para, más tarde, ampliar la memoria virtual hasta al menos 16GB… aunque la memoria virtual no es igual de eficiente que la memoria física, por lo que si te lo puedes permitir siempre es mejor ampliar la RAM e instalar por ejemplo 32Gb. También en en cuenta la marca de la memoria RAM,
algunas por ejemplo aseguran el correcto funcionamiento incluso haciendo overclock (cambiando los timmings de la RAM para que sea más rápida). Una de las marcas de toda la vida que da muy buenos resultados es Corsair.

TARJETA GRÁFICA: Aquí llega la madre del cordero. La tarjeta gráfica sera el corazón de la capacidad de cómputo a la hora de minar las criptomonedas con este método, por lo que es aconsejable en precio/rendimiento el uso de tarjetas gráficas de gama media/alta. A día de hoy, el mercado de tarjetas gráficas ha visto aumentado su precio hasta un 200% debido a la alta demanda de las mismas por la minería de criptomonedas, para disgusto de los gamers que siguen utilizándolas para jugar a videojuegos.

¿AMD o NVIDIA?

Eterna pregunta que se han hecho los gamers durante muchos años. AMD siempre ha sido un fabricante algo más barato que NVIDIA, pero tenían problemas disipando el calor. No obstante, depende de la criptomoneda que vayamos a minar, su algoritmo trabajará mas eficiente con un fabricante u otro (arquitectura, velocidad de memorias, latencias, etc.):

AMD ganó mucho terreno por utilizar la fuerza bruta para contrarrestar la falta de eficiencia respecto a su adversario a la hora de explotar el rendimiento del hardware mediante el software, por lo que AMD ha salido más beneficiada en tareas de cómputo bruto. Debido a esto, las tarjetas gráficas de la gama media de AMD se vieron «fulminadas» del mercado global y terminaron desapareciendo… poco después también desapareció la gama media de NVIDIA, por lo que en este momento sólo se puede adquirir la gama básica para gente no interesada en la minería y la gama alta/pepinazo para los gamers más profesionales y los mineros.

Por ejemplo, si deseas minar criptomonedas como Ethereum (Ethash) las GPUs de AMD se desenvuelven mejor con este algoritmo, y si deseas minar por ejemplo ZCash (Equihash), entonces NVIDIA es tu mejor elección.

NVIDIA: https://www.pccomponentes.com/zotac-geforce-gtx-1060-6gb-gddr5-tarjeta-grafica (Ensamblador Zotac con Hynix)

Un dato a tener en cuenta es que las memorias de Samsung trabajan con menor eficiencia que las memorias Hynix (Test realizados minando Ethereum), por lo que para el mismo consumo de energía se obtiene mayor rendimiento, hasta 4 o 5 mhs de diferencia minando Ethash.

AMDhttps://www.pccomponentes.com/msi-radeon-rx-580-armor-8g-oc-8gb-gddr5

Si finalmente optas por AMD, comprobarás que en el caso de que exista stock, su precio será más alto respecto a la opción de NVIDIA (El precio de esa GPU debería rondar los 280€-320€), pero se han disparado por la alta demanda tal y como comentábamos antes.

CPU: A día de hoy, existen muy pocas criptomonedas que se puedan minar con CPU ya que se han visto superadas por otras tecnologías. Las pocas que quedan se mantienen debido a que su algoritmo está diseñado específicamente para ser minado con este componente. Exceptuando estos casos, ninguna criptomoneda es rentable de minar con dicho componente debido al constante crecimiento del hardware dedicado para este fin.

En los inicios del Bitcoin el minado se realizaba mediante CPU pero, conforme fue aumentando el cómputo total, las CPUs se quedaron ‘cortas’ y era necesario utilizar GPUs… las cuales también terminaron quedándose cortas de potencia, por lo que en la actualidad se utilizan los ASICs que hemos comentado antes.

Si deseas probar a minar con tu CPU o tu GPU personal sin necesidad de incurrir en costes de hardware, rigs, ASICs y demás meramente con fines académicos y de aprendizaje (es totalmente recomendable, se aprende mucho sobre cómo funciona el blockchain aunque no vayas a hacerte rico), puedes hacerlo gracias a la multitud de guías de configuración de software sencillos y intuitivos esparcidos por la red (ten en cuenta que la carga de trabajo reducirá la vida útil de tus componentes). Por ejemplo, la criptomoneda CROAT dispone de una única aplicación de escritorio donde alberga una interfaz intuitiva y sencilla para gestionar nuestras wallets de esa misma criptomoneda y minar con nuestra GPU o CPU con 5 sencillos pasos:

CROAT MINING: https://croat.pool.cat/#getting_started

Si después de leer esta entrada te decides a realizar la inversión que consideres adecuada y te pones a ganar dinero como un loco, ¡no te olvides de volver por aquí y hacernos una pequeña donación en BTC a la wallet que tienes en la barra de la derecha! 😀

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.