Automatizaciones que casi me cuestan el divorcio

La frase que mas he escuchado de mi mujer durante estos años es ‘la casa no es un juguete’. Y es que no os imagináis las broncas que he tenido en casa durante estos años por culpa de alguna automatización que no ha funcionado de la forma correcta o de alguna idea equivocada. Vosotros estáis leyendo estas líneas por el mismo motivo que yo las escribo: nos gusta la tecnología. Pero en casa no siempre estamos rodeados de personas con el mismo ‘apetito’ de tecnología que nosotros y, en algunos caso, la resistencia al cambio puede ser importante, por lo que hoy os quiero contar algunas automatizaciones que casi me cuestan el divorcio. Y sí, en algunas ocasiones ha fallado el dispositivo (las menos), pero en otras el problema era un error de concepto o una automatización mal configurada.

Ha sido un largo camino

El momento actual de la domótica compatible en el hogar dista mucho del estado en el que se encontraba todo cuando yo me lié con esta mierda xD. Ya os lo he comentado alguna vez, pero el primer bridge de Aqara que compré que fue el m1 en ese momento ni siquiera era compatible con HomeKit, la integración vino después vía actualización de firmware… y ni mucho menos se actualizó el firmware y simplemente veíamos los dispositivos en la App Casa, sino que había que volver a emparejarlos, se perdían las automatizaciones, algunos no eran compatibles… un drama.

Además, los inicios de la App Casa tampoco tenían nada que ver con la app que veis ahora. La integración con Atajos que ahora nos permite introducir condicionales y automatizaciones complejas no llegó hasta iOS 13 (hace un par de años en el momento de escribir esta entrada), por lo que la funcionalidad estaba muy limitada. Imaginad por ejemplo que no era posible tener un botón para encender una bombilla y que el mismo botón la apagara cuando lo volvías a pulsar! El botón simplemente encendía la bombilla y si querías apagarla tenías que ir a la App Casa.

Por aquel entonces, algunos empezamos a utilizar la app Home+ de la que hemos hablado alguna vez y que sí permitía este tipo de condiciones aunque siempre ha costado bastante dinero… pero podíamos crear automatizaciones condicionadas y unir dispositivos entre sí… por ejemplo, si el sensor de temperatura de Aqara (la versión compatible con HomeKit, no la de Xiaomi que no lo era) bajaba de X temperatura, desde la App Casa no podías hacer nada porque simplemente mostraba la temperatura que le llegaba del sensor, pero no era capaz de leerla, no sabía qué temperatura marcaba, y por lo tanto no podías automatizar nada… tenías el dato como un monitor y poco más. Sin embargo desde Home+ sí que podías leer este dato y obrar en consecuencia, por lo que podías encender el calefactor con un enchufe compatible con HomeKit en el caso de que el sensor de Aqara bajara de X grados.

En fin, que como podéis intuir, llegar al momento actual no ha sido nada fácil… ni para nosotros ni para la gente que vive bajo el mismo techo.

Fallo en la automatización

– La canción de los enanitos: Como sabéis, tengo 4 hijos como 4 soles. No siempre es fácil coordinarlos para tareas cotidianas como levantarse, acostarse, salir de casa, sentarnos a la mesa a comer… así que hace unos meses creé una automatización para que cuando llega el momento de ponerse las chaquetas, coger las mochilas y ponerse las mascarillas (entre semana, a las 8:45 y sólo cuando hay alguien en casa), se apagan las luces de las zonas comunes, las de sus habitaciones (que es donde suelen estar antes de salir de casa) se apagan y se enciende rápidamente y suena por los HomePod de la casa la canción de los enanitos de Blancanieves, la que cantan cuando se van a trabajar a la mina. A que mola?

El problema es que no condicioné esa automatización a un calendario vacacional, y un lunes festivo que no teníamos que madrugar se puso la canción a sonar a toda paleta mientras las luces de la casa se encendían y se apagaban. Todo muy scary cuando estás durmiendo.

– Actualización de los dispositivos Philips Hue: Actualmente, la app de Philips Hue permite seleccionar la hora a la que los dispositivos de la casa se van a actualizar en el caso de que haya una actualización de firmware disponible. Hace unas cuantas versiones no tenía este parámetro, por lo que las luces se actualizaban a medida que se liberaba una nueva versión de firmware. Philips ya avisa en su app que las luces deben estar correctamente conectadas a la corriente eléctrica (aunque estén apagadas) y que es posible que parpadeen durante el proceso de actualización.

Y efectivamente, una noche que yo estaba de viaje (antes del COVID viajaba mucho) y algunas bombillas se actualizaron durante la noche, encendiéndose al 100% de potencia para luego quedarse tintineando en modo ‘vela’… o eso al menos decía mi mujer cuando me llamó para gritarme a las 4 de la mañana.

– Interruptores de Aqara con delay: Esta historia os la he contado hace poco ya que me ha costado unos meses (y muchos euros) solucionarlo… y ni siquiera se ha solucionado del todo, pero sí se ha minimizado bastante. El caso es que durante unos días los interruptores de Aqara tenían retraso. No sé si era por culpa de que tenía el bridge original de Aqara, el m1, y ya estaba mayor… o si es que tenía muchos dispositivos conectados o si el problema era que el bridge estaba configurado en la zona de China… pero el caso es que cuando tocabas el interruptor para que se encendiera la luz podían pasar perfectamente 5 o 6 seguros, en ocasiones más.

Imaginaos el caos… cuando alguien iba a entrar a una habitación, lo normal es que presiones el interruptor a la vez que entras. Pues en este caso te veías en medio de la habitación a oscuras. Y como la luz no se encendía, volvías a presionar el interruptor, con lo que a veces llegaba el primer comando (encender) y al instante se apagaban, con lo cual volvías a darle… y durante todo este rato estabas a oscuras. A mí me fastidiaba bastante y había veces que directamente se lo pedía al asistente de voz, pero al resto de la casa o a las visitas les parecía que no funcionaba nada y que ‘eso de la domótica es una mierda’.

– 480€ en calefacción: Unas vacaciones de Semana Santa fuimos a visitar a los abuelos a Valencia. Una vez allí, quedamos con unos amigos para pasar el día y salió el tema de la domótica compatible, por lo que me postulé como experto y les enseñé como desde 400km de distancia podía encender la caldera de mi casa, que ya sabéis que fue una de las primeras automatizaciones que hice. Y sí, la caldera se encendió y empezó a subir la temperatura de casa. En seguida la apagué de nuevo.

El caso es que no había configurado ninguna regla de presencialidad o geoposicionamiento ni de temperatura máxima que debe alcanzar la casa antes de apagarse la caldera… y cuando presioné de nuevo el enchufe domótico que alimentaba la caldera en la App Casa, se quedó la pelotilla dando vueltas y luego puso ‘Sin respuesta’. No le di más vueltas y pensé que sería fallo de la app por estar conectado por 4G y que el comando habría llegado correctamente (es que la App Casa también fallaba antes y mostraba todo como ‘Sin respuesta’! había que cerrar la app y abrirla y a veces funcionaba después de hacer esto y volvía a mostrar el estado real de todo.

Efectivamente, la caldera se quedó encendida sin ningún tipo de control durante toda la Semana Santa. Cuando volvimos a casa y entramos por la puerta ya notamos que se estaba ‘demasiado’ bien. 480€ de gas me costó la tontería.

– La policía debajo de casa: No sé si habéis configurado alguna vez el bridge de Aqara para que haga las funciones de alarma. Lo hemos comentado alguna vez por aquí, incluso tenemos una entrada para sacar el sonido por el HomePod y que se oiga más fuerte, pero el caso es que es una de las funciones principales del bridge. Simplemente configuras alguno de sus sensores como pueden ser el de apertura de puerta o el de movimiento de manera que, una vez que la alarma se encuentre en estado ‘Armado’, empiece a sonar si se abre la puerta o se mueve algo dentro de casa. El sonido también es configurable, puedes elegir entre varios, y a mi se me ocurrió configurar el sonido de una sirena de policía. Eso haría que cualquier caco saliera corriendo, joder.

El caso es que creé una automatización para que cuando no hubiera nadie en casa se armara la alarma de Aqara. Y me fui a trabajar. Mi mujer tampoco estaba en casa, por lo que NADA podía salir mal. Cuando uno de los dos teléfonos entrara en la zona, se desarmaría la alarma.

No os lo vais a creer, mi hijo volvió antes de lo previsto de clase y mi mujer se quedó sin batería en el móvil. Cuando entraron en casa empezó a sonar la sirena de la policía, pero como el sonido del bridge de Aqara no es demasiado fuerte ellos pensaban que estaba pasando la policía por la calle. Al rato se paraba, pero el sensor de movimiento les volvía a detectar cuando pasaban por la entrada y otra vez a sonar. Mi mujer dice que estuvieron media mañana asomados a la ventana sin entender qué pasaba y sin ver nada raro. Otra bronca. Me pasó algo parecido con la canguro de mis hijos, esa historia os la cuento otro día… pero a quién se le ocurre no tener un iPhone que yo pueda añadir a la App Casa para saber cuándo hay alguien en casa?!

Fallo en la idea o concepto

– Sensor de movimiento en el cuarto de baño: Otra vez peleando con mis 4 hijos!. Es muy común que se dejen la luz encendida cuando entran al cuarto de baño. No sé por qué pero siempre se van sin apagar la luz. Ese interruptor es un interruptor inteligente de Aqara con una condición para que cuando encienden la luz por la noche porque alguien se levanta al baño, solo la enciende un 40% y luego la apaga automáticamente a los 5 minutos, ya que por la noche a veces están tan dormidos que se les olvida apagarla. Vale. Pero y durante el día? No puedo apagar la luz de forma automática ya que a veces uno entra a ducharse o a afeitarse o a lo que sea, pero puede estar más de 5 minutos… así que se me ocurrió poner un sensor de movimiento de Aqara para que la luz se apagara automáticamente cuando no detectaba movimiento. De esta forma, cuando mis hijos salían del baño ni siquiera tenían que preocuparse de apagar la luz… pero si la apagaban pues mejor.

El caso es que mi mujer entró a ducharse al cuarto de baño de los nenes y, al cerrar la mampara, el sensor de movimiento dejaba de detectarla, por lo que se apagaba la luz. Imagináosla sacando el brazo por encima de la mampara y agitándolo para que el sensor la detectara (lo cual no era fácil porque está muy encarado al suelo y en una esquina para evitar que se encienda cuando alguien pasa por delante de la puerta del baño). Y todo esto mientras me hacía entender su malestar y total desaprobación de la automatización de esa forma tan dulce que solo tienen las mujeres… arrancó el sensor que estaba pegado con cinta de doble cara en cuanto salió de la ducha, no os digo más.

– Reseteo de la bombilla pulsando 7 veces: Jajajajaja, pongo el título de la automatización fail y ya me da la risa. Cuando sustituí todas las bombillas de la casa por las carísimas bombillas de Philips Hue quería aprovecharlas en todo su esplendor. Tenía automatizaciones de esas de ‘Despertar en la sabana’ para que las luces jugaran con los tonos e intensidades durante los minutos de despertarse y así el despertar fuera más natural y agradable. Además, por la noche se encendían solo al 50% de su intensidad y en tonos cálidos. Todo un despliegue de automatizaciones y condiciones.

Ya sabéis lo que pasa con una bombilla inteligente cuando está apagada y se le corta la corriente desde un interruptor no-domótico… no se enciende porque no tiene corriente. Si le vuelves a dar al interruptor se sigue sin encender, ya tiene corriente pero su condición es ‘apagada’, por lo que sigue apagada. Vosotros y yo lo vemos claro, pero y el resto de la casa o las visitas?

Una noche, mi hija pequeña empezó a llorar, por lo que fuimos corriendo a su habitación. Mi mujer me adelantó por la derecha para entrar ella primero en la habitación, por lo que lo primero que hizo medio dormida es presionar el interruptor… y efectivamente, la luz no se encendió sino que se quedó sin corriente. Volvió atrás en sus pasos para volver a darle… y nada. Imagináis mi cara de pánico mientras buscaba en el Apple Watch la App Casa para encender la bombilla? Por aquel entonces ni siquiera estaba el HomePod! Después de darle varias veces al interruptor, la bombilla de Philips se reseteó (se resetea el estado encendiendo/apagando rápido 7 veces seguidas) y la luz por fin se encendió, por lo que mi mujer corrió a la cuna a por la nena.

Luego intenté disimular diciendo chorradas como ‘Menos mal que está bien, qué susto, eh?’ pero no sirvió de nada… me soltó un ‘mañana quiero todo eso fuera de mi casa, y no lo arranco ahora por no despertar a los otros niños’.

Seguramente tenga otras muchas situaciones que me haya dejado en el tintero. No os he contado las veces que se ha desconfigurado todo (antes pasaba de vez en cuando con el bridge de Aqara cuando se actualizaba el firmware), o cuando se ha ido la luz por cualquier motivo que a la vuelta no se puede encender nada hasta que el router levanta la wifi y el bridge de Aqara vuelve a conectar con los dispositivos… pero ya sabes, cuando tu pareja se queje porque la luz del balcón se ha quedado encendida durante el día o porque la persiana no se ha bajado automáticamente para que no se ensucien los cristales pese a que hoy daban lluvia, mándale esta entrada.

10 respuestas a “Automatizaciones que casi me cuestan el divorcio”

  1. Carlos,
    ¡Este post es muy bueno!
    Pero viendo el tema con perspectiva, seguro que con el tiempo habrás acumulado muuuuuuchas más experiencias en las que habrás sorprendido a la jefa solucionando problemas ‘insolubles’ en remoto de manera sencilla (el riego cuando te ha surgido algo inesperado), la lavadora cuando os bajáis al Bernar a tomar un pincho rápido pero se os va de las manos….), abrir la puerta al de Amazon cuando vienen a entregarle su última compra y no hay nadie en casa,…seguro que tienes para muchas entradas de estas. Hoy en día, en mi casa cuando se cae Home Assistant es casi como si se hubiera estropeado el coche, y en la tuya seguro que igual ☺️

    Un abrazo

    1. Hola Fede! Muchas gracias!! Efectivamente, he aprendido a base de leches, seguro que tú también tienes mil historias que contar! jajajajaja.

      Creo que hemos alcanzado un estado de madurez razonable, pero cuánto nos ha costado llegar? Y lo peor es que siempre queremos más, tengo mil ideas en la cabeza, pero ahora, además de pensar cómo implementarla técnicamente, pienso también en cómo ser lo menos disruptivo posible en casa xD

      Un abrazo!

  2. Que bueno Carlos😂😂
    Yo llevo también muchos años con esto y te entiendo perfectamente, el grueso de mis dispositivos son Aqara, y como bien dices, daban muchos fallos de desconexiones y ese motivo me acarreaba broncas con la familia

    1. Y en este momento qué tal te va, Pablo? Los dispositivos de Aqara me encantan, tienen un precio muy razonable y funcionan muy bien… pero es cierto que a nivel de soporte y demás no ayudan demasiado, por no hablar de que retiran el soporte sin avisar, como cuando cambiaron la línea de interruptores sin avisar y me dejaron a medias la instalación en casa, que me tocó cambiarlos todos de nuevo 🙁

      Muchas gracias por tu comentario!

  3. Genial entrada Carlos.
    En mi caso mi mujer es #Tech total, es la que me ayuda con el JSON del Homebridge y en la lógica de programar atajos. Pero esto no implica que le guste tanto la domótica como a nosotros.
    Aún no me ha fallado nada tan bestia, pero seguro que ya pasará, unas risas caerán seguro.
    Saludos

    1. Gracias Jepes! Pues qué suerte tienes, macho! Tengo un amigo que estuvo una noche ‘discutiendo’ con su mujer sobre si en casa montaban un Directorio Activo o un LDAP para gestionar los accesos, no te digo más! Jajajajaja.

      En mi caso como puedes ver no es así… y eso que mi mujer tiene paciencia, pero es que a veces la he liado mucho xD

  4. Cómo te entiendo….

    Y tú mujer, ¿sabe que existe este blog?

    1. Hola Guillermo! Sabe que lo tengo pero no es lectora, no le interesan nada mis mierdas xD

      De hecho hoy le he contado todo el revuelo que se había montado con esta entrada donde la citaba varias veces y ni por esas xD

  5. Totalmente relfejado.
    MUchas quejas, pero como les mola decir, ahora que estamos yendo a casa, encienda la calefacccion, y cosas de ese estilo

    1. Jajajaja, no lo reconocerán nunca, Álvaro!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.